4 feb. 2012

Poooobre Piedra Dura.

 Había una cabra llamada Piedra Dura, su pasión eran los títeres hasta tal punto que se había enamorado de uno de ellos. Tenía forma de león y ella afirmaba que hablaba por las noches. Los vecinos la veían hablar sola lo que no sabía es que en realidad traficaba hierba con su títere.Por la mañana como no se acordaba de nada notaba un comportamiento extraño en sus vecinos. Poco a poco se fue volviendo loca y por las noches creía ver a su vecina de enfrente ejerciendo como monitora de vuelo de paracaídas. Aunque en realidad la vecina estaba estirando las sábanas sus vecinos avisaron a la policía, y éstos la metieron en un psiquiátrico.Allí dentro creía ver de nuevo su títere por lo que le daban descargas electircas para que lo olvidase.
La vida de Piedra Dura fue una mierda y al final la mató un títere

2 feb. 2012

¿No has pensado nunca en lo que te pierdes al pestañear?

Quizá sólo te pierdas un gesto, o tal vez la forma de los labios que adoptan  al pronunciar una simple sílaba, o incluso otro pestañeo.
Alomejor piensas que le doy demasiadas vueltas a esto del tiempo, pero sé, que lo que me sobra ahora lo necesitaré en algún momento. Y prefiero guardar cualquier minuto que me sobre para cuando me falte.