16 ene. 2012

you da one

Justo cuando ese trocito de madera se desquebrajó, una parte de mi, también lo hizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario