1 abr. 2011

No me creo que nunca hayas tenido un día en tu vida en el que no puedes parar de sonreír, que sientes que te han recompensado.
Y que nada ni nadie puede quitarte la felicidad, por que es sólo tuya y por un día has decidido ser un poco egoísta , y quedártela para ti solita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario